LinkedIn

Guía de LinkedIn para crear y optimizar tu perfil personal

Como profesional, LinkedIn es la red que más te va a ayudar a lanzar y posicionar tu marca personal y a convertirte en líder de opinión dentro de tu sector. Sea o no tu objetivo encontrar empleo, tener un perfil de LinkedIn potente, bien gestionado y optimizado, es el primer paso para llegar a los contactos que te interesan y que pueden marcar tu futuro profesional.

Hay muchos cursos de LinkedIn por ahí, pero, antes que nada, ¡échale un vistazo a nuestra Guía de LinkedIn!

¿Qué es LinkedIn?

A día de hoy, estamos bastante familiarizados con la plataforma de networking por excelencia, pero todavía hay muchas (muchísimas) personas que creen que las ofertas de empleo de LinkedIn es lo único que nos puede ofrecer la plataforma. ¡Vamos a escarbar un poco más profundo!

LinkedIn es una red social que pone en contacto a profesionales tanto con empresas como con otros usuarios y usuarias del mismo sector. Con un perfil optimizado y bien alimentado de contenido, tienes muchas oportunidades de encontrar sinergias, oportunidades de negocio y empleo.

Pero, espera, dale al botón de rebobinar. ¿Te acuerdas que lo primero que hemos dicho es que LinkedIn es una red social? Pues quédate con eso, porque nuestra actitud dentro de LinkedIn va a tener que ser muy sociable.

Y ¡ojo! ¿qué no es LinkedIn? Pues ninguna de estas cosas:

  • No es una plataforma en la que subir tu currículum.
  • No es un lugar donde compartir todos tus empleos.
  • Tampoco es una red para hacer amistad con absolutamente cualquier persona.
  • Definitivamente, no es un álbum de fotos.

6 pasos para dejar listo tu perfil de LinkedIn

Tras iniciar sesión en LinkedIn España se abre ante nuestros ojos un mundo de posibilidades. Pero las vamos a ir descubriéndolo paso por paso. El primero sería crear un perfil de 10.

Crear cuenta LinkedIn

Nombre del perfil de LinkedIn

Utiliza un nombre con el que vayas a querer desarrollar tu marca personal. Preferiblemente, te recomendamos utilizar tu nombre real, pero si en lugar de José Luis García Gómez todo el mundo te llama Pepelu García, y ese es el nombre que utilizas en tu entorno laboral, adelante con él. LinkedIn no es la orla de tu colegio, es un poquito más flexible. 

Y aquí va el primer truqui: aunque de forma automática LinkedIn te propone un código para la URL de tu perfil puedes personalizarlo y hacerlo coincidir con tu nombre. ¿Cómo?

  1. Busca la opción, a la derecha de la pantalla, “Editar URL y perfil público”.
  2. Haz clic en el icono del lápiz
  3. Edita el nombre que aparece detrás de la última barra de la URL.

Foto de perfil y foto de portada

Entramos en un terreno pantanoso, el de la foto de LinkedIn. Por un lado, entendemos a quien piense que en un currículum no debería ponerse la foto de la persona en cuestión. Pero, ¿acaso es esto un currículum? Volvemos a hacer referencia a que se trata de una red social, va más allá de una simple relación de datos.

Desde Respira Comunicación, por el poder que nos han concedido los años de experiencia, te recomendamos que elijas una foto identificable. Pero, además, tenemos algunos requisitos:

  • Elige una foto simple con fondo neutro.
  • Opta por una pose de frente, que se te vea la cara.
  • Regala una sonrisa, o media (la cosa es que no des mal rollo).
  • Selecciona una foto centrada, de la parte superior de tu cuerpo y sin cortes.
  • Asegúrate de que la imagen tiene cierta actualidad, la juventud se lleva por dentro.
  • Descarta toda aquella foto que no tenga un aspecto profesional. Fotos con un mojito en la mano, no please. 

Respecto a la foto de portada, piensa que es un recurso que no puedes dejar en blanco. Imagínala como una valla publicitaria a tu disposición y aprovecha ese espacio para contar un poco más de ti.

Titular profesional

El titular es lo más visible, una declaración de intenciones. Céntrate en explicar en pocas palabras en qué cosas eres un valor infalible.

Acerca de

Para optimizar el perfil de LinkedIn también es fundamental actualizar esta información. Es una llamada de atención a tu buyer persona o audiencia potencial para que destaques tus casos de éxito, muestres alguna habilidad y le comuniques de qué forma tú puedes ser útil para él o ella.

Experiencia profesional

Si estás cambiando el rumbo profesional, echa un vistazo a los hitos de tu experiencia y elimina los que no aportan nada en tu nuevo camino o resúmelos.

Haz una pequeña descripción de cada puesto, pero no te centres en las tareas que realizaste sino en qué beneficios pudiste aportar en esas empresas o clientes. LinkedIn y trabajo van de la mano, pero hay que currárselo.

Aptitudes

Tiene que haber una combinación entre qué materias dominas, cuáles son tus habilidades y el uso de herramientas o programas que te ayuden a diferenciarte de tu competencia.

Mentir en el currículum
Foro: error currículum – Código Nuevo

¿Cómo funciona el SEO en LinkedIn?

El SEO influye en todos los apartados anteriores y es imprescindible tenerlo en cuenta en las estrategias para posicionar nuestro contenido, no solo en la propia plataforma sino también para Google.

Eso sí, hay una pequeña diferencia entre LinkedIn y Google. El segundo tiene en cuenta las intenciones de búsqueda y el long tail. Google se esfuerza por comprender el lenguaje humano y por interpretarlo. En LinkedIn vamos a posicionar keywords puras.

Para saber qué palabras debes posicionar, ten en cuenta dos cosas:

  1. Piensa por qué términos buscarías para encontrar a un profesional como tú.
  2. Analiza tu competencia, las personas que, dentro de un ámbito geográfico de tu interés, están posicionados por los mismos términos. Es posible que, según qué keywords, te encuentres con demasiada competencia y debas cambiar de estrategia o buscar palabras clave más concretas.

¿Dónde escribo las keywords dentro del perfil de LinkedIn?

  • Titular: El titular es el primer lugar que lee el algoritmo de LinkedIn, por lo que lo ideal es escribir las keywords de forma clara y separadas entre sí para que sean fácilmente legibles por el robot de LinkedIn.
  • Acerca de: Si tu texto es largo repite tus palabras clave dos o tres veces. Es aconsejable una llamada a la acción al final: “te invito a contactar conmigo si…”
  • Cargo actual de tu experiencia profesional: Los demás suman, pero menos.
  • Descripción en los puestos de trabajo: Como las tareas que has realizado pueden ayudar a tu cliente potencial.
  • Aptitudes: Haz que tus aptitudes coincidan con tus palabras clave.

También puedes posicionar tu página de LinkedIn a través de tu contenido, bien con las publicaciones que realices en el feed, en los grupos de los que formes parte o en LinkedIn Pulse, es decir, los artículos.

¿Cómo funciona el algoritmo de LinkedIn?

En cada red social, dominar el algoritmo significa pasarte el juego. Ya sabemos de qué forma el algoritmo de LinkedIn lee tus keywords, pero hay más. Cuando LinkedIn lee tu contenido, lo coloca, en un primer momento, en SPAM, en baja calidad o le da la etiqueta de Clean, a lo que aspiramos. Esa publicación llega a una muestra de tus contactos y es fundamental la interacción que recibe en un corto espacio de tiempo. Si gusta, se procede a un segundo paso, la revisión por parte de personas reales que tienen la potestad de colocar tu contenido como viral.

Y, en este punto, te contamos un segundo truqui: es imprescindible filtrar bien tus contactos, saber que verdaderamente están interesados por el sector en el que te mueves y por tu contenido ¿Por qué?

Como sabes, LinkedIn distribuye a los contactos en primer, segundo y tercer grado. Solo los de primer grado tienen acceso a tu contenido, a no ser que este grupo de personas interactúe con tus publicaciones, lo cual hará que ese contenido se muestre al público de grados superiores. Es decir, gustar a los tuyos te abre puertas.

¿Qué estrategia debo utilizar en LinkedIn?

Vamos a ver algunos parámetros que tiene en cuenta el famoso (y dichoso) algoritmo de LinkedIn:

  • Uso de hashtags:  cuando creemos contenido, es fundamental añadir hashtags para que LinkedIn pueda categorizar ese contenido. Se recomiendan 3 por publicación.
  • Legibilidad: utilizar herramientas para agilizar la lectura: frases cortas, emoticonos, guiones… Importante no copiar para que, esta vez Google, no lo considere contenido duplicado.
  • Enlaces salientes: cuidado con pasarnos con esto porque LinkedIn puede penalizar las publicaciones que envían contenido fuera de su red. ¡Lo que quiere es que permanezcas dentro el mayor tiempo posible!
  • Visitas e interacción:  LinkedIn premia el contenido que obtiene en poco tiempo un buen número de visitas e interacciones. Es importante, además, que no te limites a compartir un contenido de terceros y, si lo haces, añade tu opinión sobre ese contenido.
  • Cuánto publicar: Lo ideal es hacerlo todos los días, de lunes a viernes. Eso sí, tampoco te pases, no es recomendable más de diez publicaciones por semana, y eso solo durante los días laborables.
  • Cuándo publicar: Por las mañanas, entre las 8 y las 15. Aquí usamos el sentido común, ¿cuándo está la gente más activa en lo que respecta al ámbito laboral? A primera y a última hora de la mañana.
  • Frecuencia: ¡Sé CONSTANTE! Es lo más importante de todo.

Social Selling Index (SSI)

Social Selling Index

Se trata de un indicador de LinkedIn con el que medir la calidad del perfil en la red, y su posición en comparación con otros perfiles del mismo sector. Cada usuario de la red tiene su propio indicador, que no es público. Solo está disponible en perfiles personales.

En resumidas cuentas, mide la eficacia con la que te desenvuelves en la red, un valor numérico sobre 100 de lo bien o mal que la gestionas y cómo actúas dentro de ella.

Para llegar a él:

Factores que mide:

  1. Establecer marca personal.
    ¿Estás siendo un buen líder de opinión? ¿Tus publicaciones tienen peso?
  2. Encontrar personas adecuadas.
    ¿Tienes identificados a tus clientes potenciales? ¿Tu círculo de contactos es pertenece a tu sector?
  3. Interacción a través de la oferta de información.
    ¿Los demás interactúan con tu contenido?
  4. Creación de relaciones.
    ¿Tienes una red fuerte? ¿Te has ganado su confianza? ¿Interactúan con tu contenido?

¿Cómo leer las puntuaciones?

  • Social Selling Index Bajo: Entre 0 y 25 puntos.
  • Social Selling Index Medio: Entre 26 y 69 puntos.
  • Social Selling Index Alto: Entre 70 y 100 puntos.

¿Cómo aumento el Social Selling Index de LinkedIn?

  • Optimiza el perfil.
  • Publica regularmente.
  • Encuentra los contactos adecuados.
  • Prepara contenido específico para tus contactos.
  • Preséntate cuando tengas un contacto nuevo.
  • No dejes mensajes sin responder.
  • Personaliza invitaciones para contactar.
  • Interactúa con lo que publican los demás.
  • Participa en los grupos de los que formas parte.
  • Emplea Call to Action para que tu público interactúe.
  • Relaciónate con los referentes de tu sector.

Hoy nos hemos centrado en los perfiles personales de LinkedIn, pero ¿te interesa que hablemos de LinkedIn para empresas? En el próximo post te contamos cómo crear una página de empresa en LinkedIn y continuar tu camino hacia el éxito profesional. Si te ha gustado el contenido, ¡compártelo!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)