newsletter

Cómo hacer una newsletter efectiva

Hoy en día cuando la información es poder y cuando la necesidad de marcar la diferencia es esencial, la newsletter cobra una importancia inaudita. Una relevancia que tiene bastante que ver con la necesidad de promocionar, de llegar primero al público y de impactar.

La newsletter es un elemento fundamental que debes tener en cuenta en tu estrategia digital Clic para tuitear

Si quieres saber ejecutar la principal estrategia en el mundo de la pieza clave del email marketing, ponte cómodo. Te vamos a explicar las claves fundamentales para optimizar su eficacia.

También puede interesarte:

¿Qué es una newsletter?

Para ir de lleno al asunto de la efectividad, lo primero que tenemos que hacer es definir qué es esta estrategia. Así, esta palabra que habrás escuchado cientos de veces no es más que un boletín o una de las estrategias que fundamentan elemail marketing.

Un email enviado a una lista de correos con el fin de contactar con este público objetivo. Un contacto cuyo motivo puede ser de lo más variado: un descuento, una información, un producto o una presentación, entre otros muchos.

Se trata por lo tanto de una publicación digital —informativa o promocional— que se envía a través del correo. Dependiendo del objetivo, será enviada de manera puntual o siguiendo unas pautas temporales: diaria, mensual, semanal, etc.

Por regla general, ese público objetivo formará parte de una lista a la que se llega por medio de las suscripciones. Hoy en día, debido a la ley de protección de datos, es la manera de formar parte de este listado de contactos al que luego se le envía el boletín digital. Una suscripción que, por otra parte, se suele hacer a través de los propios sitios o webs. Es un formato publicitario que se envía a personas que se han mostrado interesadas en recibirlo.

newsletter

¿Qué debe cumplir una newsletter para que sea efectiva?

Debido al potencial de esta estrategia y toda la repercusión positiva que puede tener sobre tu sitio, es importante saber que no se trata de enviar un email sin más. Como buena estrategia publicitaria, tiene que cumplir una serie de requisitos con el fin de conseguir esa efectividad.

Saber qué, a quién y cuándo enviar estos boletines

Saber estas tres cuestiones es lo que diferenciará un email efectivo de otro que irá de inmediato a la papelera del correo al que se envía. No obstante, enumeramos las claves sobre las que poner el foco para dar correcta contestación a esas tres preguntas.

1. Conseguir que el usuario abra el email.Es el primero de los objetivos que debemos tener a la hora de enviar este formato publicitario. Para ello será esencial que ese usuario reconozca al remitente. Procura que quede claro quién ese el remitente y sé original con el asunto.

2. Cuida la calidad y el diseño. Una vez el usuario abra ese correo, llega la oportunidad de llamar su atención. De llevarlo al lugar donde queremos tenerlo. Es decir: enseña en ese correo el producto o la información que es importante que conozca y cuida el diseño. En esto de las newsletters el amor es a primera vista, sin que existan segundas oportunidades.

3. Atención a la frecuencia del envío. Lo más deseable es que organices una determinada frecuencia. Crear con tu público un hábito. Una rutina. Hacer que espere ese email y que esté deseando abrirlo.

Esa frecuencia, como es lógico, va a depender del volumen de productos o de información del que dispongas. Márcate un día y establece unos tiempos: diario, semanal o mensual es lo más habitual.

4. Segmenta. ¿Para qué hacer un envío masivo a ese público que se ha suscrito? Puede que determinado asunto no le interese igual a las mujeres que a los hombres. Tampoco dependiendo de la edad.

Por lo tanto, debes emplear tiempo en segmentar ese público y en adecuar esos emails a ese público, con el fin de dar en la diana. Como ya hemos mencionado, no se trata de hacer envíos masivos, sino de hacer envíos inteligentes.

5. Mantén actualizada la lista de suscriptores. Pero no solo eso, es importante que a la hora de darse de alta, los usuarios sepan cómo darse de baja llegado el momento. La transparencia en este tipo de cuestiones siempre nos hará ganar enteros y no generar desconfianzas. La base de todo en el mundo del marketing es la información. Para contar con datos tenemos que contar con suscriptores y para ellos tenemos que ser un sitio de confianza. Un lugar seguro.

Cómo hacer una newsletter: variables que debes tener en cuenta.

Las variables, a diferencia de los aspectos que hemos enumerado anteriormente, son esos puntos que van a hacer que un email tenga éxito o, por el contrario, termine en la papelera. En este caso, son estas las variables que debes tener en cuenta:

– La fidelidad. Trabajar con la fidelidad de los usuarios es muy importante en el mundo online, por cuestiones que ya hemos mencionado. No obstante, en relación con este asunto un usuario fiel abrirá el correo con mucha más probabilidad que otro a quien no hemos fidelizado.

– El interés. Es esencial generar el interés nada más que con el asunto. El contenido tiene que estar a la altura. Será la única manera de conseguir estar entre los correos que un usuario se tomará la molestia de abrir.

– Cumplir con las normas de buenas prácticas de este tipo de boletines para no terminar en la bandeja de spam.

newsletter

Pasos para hacer una newsletter brillante

Además de tener en cuenta todos los aspectos que hemos desarrollado hasta aquí, hay algunos pasos que no debes olvidar. Las claves entre un boletín normal y otro brillante:

– Hay que ser brillante en el asunto sin pasar de los 50 caracteres.

– Personaliza al máximo. ¿Cómo? Incluyendo por ejemplo el nombre del destinatario en el asunto. Por ejemplo: «Pepe, ¿pensando en cambiar de coche?».

– Crea sensación de exclusividad. Haz sentir a los usuarios únicos. Un ejemplo puede ser ofrecerles por ser clientes un precio o una oferta. Eso sí, incluye un periodo de tiempo. Un plazo.

– Incluye tono de humor. Es el humor uno de los reclamos más efectivos en todo el universo de la publicidad. El email no podría ser menos.

Con esta guía, estamos seguros de que conseguirás una newsletter cuando menos distinta a la que hacías hasta ahora.